Las Navas del Marqués a 22 de enero de 2019   

27 visitas ahora

 

NAVERISMO IX
TEMPORADA 2
  Taller de periodismo  | 22 de noviembre de 2014

Segunda temporada de la sección de los naverismos. Con tanto mízcalo hemos descuidado la vuelta, pero aquí estamos. Un popurrí y una receta casera. Esperamos que os guste.

Ametalao. Según la Real Academia de la Lengua, ametalar significa "formar algo con mezcla de dos cosas heterogéneas". En esta ocasión la RAE no anda descaminada con nuestra Real Academia Navera (RAN). Ametalao en nuestra tierra es la mezcla mediante contrato matrimonial -o similar- de un navero o navera con un corito o corita. No es pureza de sangre, pero Navalperal no está tan lejos.

Jondear. Lavar la ropa en la pila o sobre una piedra dándole golpes intensamente. La RAE no lo contempla. Las mujeres naveras, afortunadamente, en la actualidad, tampoco. Para eso está la lavadora.

Foto sacada de El Tiempo Detenido (Tomás García y Pedro Manzanero). De izquierda a derecha, Juana, Feliciana Martín, Rosario Rosadi y Juti.

Cuando en la casa no había pila se iba a lavar a la dehesa, donde corren los arroyos de las Escanalejas o Las Mimbres, entre otros. ¡Cuántas veces habrían de romper el hielo para meter la ropa en el agua! Varios arroyos de intenso caudal atravesaban la calle Principal (a la altura de la bodeguilla, el bar Nacional y la Plaza) bajo enormes losas de piedra que se desbordaban en tiempos de fuertes lluvias. Actualmente siguen pasando, aunque ya canalizados.

A pesar de los esfuerzos de aquellas mujeres con la ropa, algunas veces después de lavarla, la ropa salía apercudía: la suciedad estaba tan metida en la prenda que no había otra que volver a echarla a la cesta y al río otra vez. Mención aparte era la ropa usada por los resineros, que incluso había que cocerla para que saliesen las costras de miera de los monos azules.

Jabón navero. No es una palabra, es más bien una institución. No había casa decente que se preciara que fuese capaz de tirar el aceite usado de una fritura o unos torreznos gobernados. Todo se usaba y todo se reciclaba. Maravillosamente ecológico. Esta era la sabiduría de la economía navera. Recopilar la receta navera del jabón casero es un orgullo para ElNaviero. A pesar de sus múltiples usos (ropa, piel, quitamanchas) hay varios procedimientos, pero la base es la misma:

INGREDIENTES JABÓN PARA LA CASA

Grasa. Seis litros de aceite usado, de oliva, porque el de girasol no vale ni como reciclado.
Sosa. Un kilo de sosa cáustica.
Agua. Seis litros.
Jabón en escamas. Un paquete.

Mover la mezcla en un bidón de metal hasta que espese, sin dejar de remover. Después se deja reposar en un cajón de madera. Al día siguiente se corta con un alambre y se deja secar durante un mes para que suelte la sosa. Ya tenemos un "jabón Lagarto" autóctono para fregar cacharros y lavar la ropa.

INGREDIENTES JABÓN PARA LA PIEL
(Receta Margarita Sastre).
- 1 litro de aceite de oliva virgen en crudo, no usado.
- 150 gramos de sosa cáustica.
- 400 gramos de avena molida.
- 1 litro de agua.

La misma mecánica que la receta del jabón normal.

Foto. Jabones naturales para ropa y manos.

Cutio. La RAE dice: "de continuo, de asiento". En Las Navas cutio es cuando algo está quieto y no se mueve.

Ese chico que está esperando en la puerta eternamente, de cutio, bajo la nieve, sin atreverse a acercarse, y aguantando, a ver si sale la chica y es ella la que le dice algo.
-¡Pobrecillo! Hija, asómate, que está de cutio. Este no es como el otro que te rondaba, que era un camueso.

Camueso. Ciñéndonos al diccionario, un camueso es una persona muy necia e ignorante. Para la madre de nuestro ejemplo anterior, simplemente utilizaba el significado navero. Además de verlo gordo, también le caía idem. Esto es, camueso es una persona gorda, un tragaldabas, un tumbaollas, que termina poniéndose como un buda.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting