Las Navas del Marqués a 16 de diciembre de 2019   

53 visitas ahora

 

NANDO RODRIGO
MENSAJE EN UNA BOTELLA

MENSAJE EN UNA BOTELLA

  FERNANDO RODRIGO  | 30 de julio de 2015

MENSAJE EN UNA BOTELLA
(pequeño homenaje a Arthur C. Clarke)


El comandante Ben Dreyfuss era pescador, pescador de altura. Desde su cabina de la ISS 4 manejaba con mucho tacto los mandos del control remoto de su “lancha” en la maniobra de aproximación a un resto de fuselaje que amenazaba con descender a la órbita de la ISS 3, un impacto mortal a todas luces teniendo en cuenta la velocidad de deriva de ese pedazo de chatarra espacial. Después de siglo y medio de aventura espacial la basura en órbita se acumulaba de manera preocupante y los genios de la NASA habían encontrado una nueva utilidad a un invento que apareció en el planeta dos mil años antes que la rueda: la red. Una vez capturada la chatarra era enviada con su red hacia la atmósfera terrestre donde se desintegraba al contacto con la misma.

-  Red desplegada, objeto a dos mil quinientos metros. Todo va bien.- Ben informaba a Lucy, el ordenador central de la estación.-
-  Ben, hay otro objeto entre tu red y el objetivo, es pequeño, amplía la imagen.
-  ¡Vaya! A ver de que se trata. Scanner en automático, ampliación. Lucy ¿ves lo que yo veo?
-  Sí Ben, es una escafandra con equipo autónomo…y no hay signos vitales dentro de ese traje espacial, tampoco hay cuerpo Ben
-  ¿Está vacía? ¿Tienes noticias de pérdida de algún traje en alguna de las otras tres estaciones? Si un astronauta se hubiera perdido lo sabríamos pero esto es muy extraño, nadie lanza un traje al espacio así como globos hinchados…espera…esa escafandra es de un modelo anticuado además…
-  Lo estoy comprobando, lo comunico a central de operaciones.
-  Lucy, la red puede recoger el traje y mi objetivo a la vez pero me gustaría ver ese traje en la estación. Voy a maniobrar la lancha para meterlo en la bodega de carga del transbordador Dunlop que tengo atracado aquí ahora. Abortamos por ahora la recogida de chatarra. Quiero a la doctora Heyss y al capitán Bonaparte en la bodega dentro de treinta y cinco minutos.
-  De acuerdo Ben
-  Ha contestado la central?
-  Sí, ok a la recogida del traje
-  Ya pero ¿la explicación, si es que la tienen?
-  Un astronauta, John Gayden, fue expelido fuera de la órbita hace veintiocho años después de que se cortara su cable de seguridad durante una maniobra extravehicular para reparar una lente del telescopio KEPPLER. Es literal Ben, el mismo cortó su cable de seguridad y utilizó los impulsores para alejarse de su transbordador a toda prisa, sin contestar a las llamadas de su nave. Van a pasarnos el audio de aquella misión. Oficialmente fue un accidente. Además ese traje debería estar en Plutón a estas alturas, según central la derrota era en dirección opuesta al Sol, no se explican que esté en órbita terrestre, la velocidad de escape lo hacía imposible.
-  Salvo que se encontrara con algo que lo trajera de vuelta, pero incluso después de tanto tiempo la temperatura del vacío habría conservado el cuerpo ¿no?
-  correcto Ben, no tengo explicación a eso.
-  ¡¡No la tiene nadie joder!!…bueno, aquí llega la lancha, voy a la bodega Lucy
-  Ok Ben

El misterio no se resolvió. La doctora Heyss no encontró ni rastro de sangre congelada o tejidos que pudieran dar a entender que hubiera sido ocupado
en tiempos por el astronauta cuyo letrero lucía en el frontal, GAYDEN.

-  Ben, hemos recuperado las lecturas del ordenador del traje.
-  Bien Lucy ¿Y?
-  Prácticamente llegó al límite de las ocho horas de soporte vital. Además agotó la impulsión. A partir de ahí como si se hubiera evaporado.
-  No pudo salir del traje y volverlo a cerrar herméticamente. A – 153º C no se aguanta vivo ni cinco segundos.
-  No hay explicación.
-  Ya lo veo.

Una última reunión en la bodega de carga. El capitán Marc Bonaparte juguetea con el visor de protección solar del casco del astronauta Gayden y de repente un reflejo, algo que parece grabado en la pompa transparente como quien escribe en el vapor condensado de un espejo

-  ¡¡Luz ultravioleta aquí, rápido!!

Ni una sola palabra marcada. Sólo un rostro en un gesto de inusitada admiración, sin temor, con los ojos grandes como platos, estampado como una fotocopia indeleble en el plástico transparente de su casco.

-  ¡¡Es la cara de Gayden!!
-  Esto va a ser un misterio como el de la Sábana Santa Ben. Además está el tema de por qué volvió la escafandra vacía a órbita.
-  Es un mensaje en una botella Marc… para el que lo quiera entender. Y ya que has nombrado a Jesucristo, ¿no fue Él quién dijo aquello de “tengo otras ovejas que no son de este redil”?


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por FERNANDO RODRIGO
- Publicado el 30 de julio de 2015

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE RELATOS Y POESÍA







© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting