Las Navas del Marqués a 8 de diciembre de 2019   

366 visitas ahora

 

Los Presupuestos del Estado como propaganda electoral
  UPYDLasNavas  | 9 de agosto de 2015

El PP se presentará a las próximas elecciones generales con dos programas que incumplir: el electoral y los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno está acelerando los trámites para que, por primera vez en la historia, se debatan los presupuestos en el mes de agosto y quede tiempo de aprobarlos antes de convocar elecciones y disolver las Cortes.

El PP se presentará a las próximas elecciones generales con dos programas que incumplir: el electoral y los Presupuestos Generales del Estado.

Rajoy ya lleva semanas dejando miguitas de pan en forma de reducciones de los impuestos que él mismo subió y devolución de derechos que él mismo retiró (por supuesto, la mejora nunca compensa, ni de lejos, la pérdida anterior). Esto ya nos da una pista de lo que serán los PGE para 2016: propaganda electoral imprimida en el BOE en lugar de en un mísero folleto.

Nadie ha olvidado que el PP mintió descaradamente en la campaña de 2011, con unas promesas que no cumplió. Es más: que sabía que no iba a cumplir. Lo que busca Rajoy es presentarse en esta ocasión con una ley aprobada (los PGE) pero pendiente de ejecución. Entonces dirá: "si os gustan los presupuestos, votadme, porque con los demás no se sabe".

Dejar los presupuestos pendientes de que los ejecute o los modifique una nueva mayoría es el tipo de incertidumbre que no necesita la economía española.

Es lamentable que Rajoy genere inseguridad jurídica de forma perfectamente consciente. España necesita una recuperación de verdad, que pase del PIB a los bolsillos de los españoles. Dejar los presupuestos pendientes de que los ejecute o los modifique una nueva mayoría es el tipo de incertidumbre que no necesita la economía española.

Lo cierto es que con Rajoy sí se sabe. El PP ha incumplido siempre sus propios presupuestos. De modo que los que apruebe pueden ser sólo una promesa más, que llevará a cabo sólo en lo que finalmente le convenga. Es decir, que ni siquiera si el PP repitiera mayoría absoluta (cosa que no va a ocurrir) podemos estar seguros de cuáles serán los presupuestos a ejecutar.

Rajoy metió la tijera donde no debía. Es de temer que aumente ahora el gasto sin criterio, sin un proyecto de país.

El PP está revisando las previsiones económicas para poder elaborar unos presupuestos expansivos. Tras años de recortes, tal vez algunos sientan alivio. En [fuchia]UPyD[/fuchia], no lo sentimos. Al contrario. Rajoy metió la tijera donde no debía y en cambio mantuvo el despilfarro donde había que eliminarlo. Es de temer que el PP haga ahora lo mismo pero a la inversa: aumentar el gasto sin criterio, sin un proyecto de país. Si esto sucede, no habrá auténtica recuperación, sino nuevas hipotecas para el futuro de España.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting