Las Navas del Marqués a 12 de diciembre de 2019   

59 visitas ahora

 

EVA VENEROS
La Discusión
  Taller de periodismo  | 27 de noviembre de 2015

Poner tierra de por medio, eso es lo que les ha dicho la psicóloga, que no se quede en casa, que coja la puerta y salga.

Con un portazo aún retumbando en el aire baja la escalera atropelladamente. Su malestar se acentúa ante el pestazo a berza y suciedad rancia que salen del segundo.
Se siente mejor al escuchar a su espalda el ruido metálico y contundente del portal al cerrarse, como un reproche violenta y felizmente enmudecido.

La calle está extrañamente vacía para ser sábado; será porque ha llovido con fuerza toda la mañana y la gente ha hecho pereza.

Siente frío. Ha olvidado el abrigo. Da Igual ya. No piensa volver. Sólo ha cogido las llaves, diez euros y el móvil, al que tampoco piensa contestar, si es que llama...
Con una decisión sólo aparente y sin rumbo fijo gira a la derecha y al poco rato se encuentra en Neptuno. Se mezcla, sin pretenderlo, entre los numerosos guiris que, como polillas en la luz, se revuelven inquietos entre el Prado y el Thyssen ante la impasible mirada del dios marino.

Sin darse cuenta ha llegado al Retiro. Los árboles le envuelven generosos en su colorido otoñal. Ocres, rojos y marrones disputan protagonismo a los verdes y amarillos habituales brindándole su esplendor cromático. Por un instante olvida lo que le ha llevado hasta allí.

Sólo un instante. Un pinchazo de dolor le recuerda la patada que ha dado al taburete de madera poco antes de salir de casa. Y no solo duele el pie, todo su cuerpo está rígido, dolorido, aunque prácticamente no haya habido ningún contacto físico.
Su rostro, conmocionado aún, revela la angustia, la frustración, la pena, el miedo.... sí, también el miedo. Miedo a perder los nervios, a tirarse los trastos a la cabeza en sentido literal, a dejarse llevar por el reverso tenebroso y acabar haciendo o diciendo lo que no desea, lo que tanto teme.

En sus oídos aún reverberan los portazos y golpes que ambos -llevados por la ira- han infligido sin miramientos a cajones, puertas, armarios y otros inocentes enseres de su sufrido ajuar doméstico.

En la paz del parque madrileño retorna, como un zumbido lejano, el eco de las palabras. Palabras hueras que, lejos de posibilitar el diálogo, entrelazan monólogos con apariencia- sólo apariencia- de una discusión civilizada a ratos.

Con dolorosa nitidez también afloran, sin quererlo, las otras palabras. Esas palabras envenenadas, precipitadas, rabiosas, dañinas, vomitadas con viejo rencor y nuevo brío, que, con solo evocarlas, forman irremediablemente nudos en la garganta y pulverizan los restos de su amor malherido.

¿Cómo ha empezado?, ¿qué hemos vuelto a hacer mal? ¿Por qué es tan difícil entenderse?, ¿ha sido culpa mía?,...
- Qué más da ya, es solo una más, ¿solo?... ¡Dios, han sido tantas...!
Sin embargo, no por conocido el dolor es menos, más bien al contrario: la riña doméstica, y cotidiana los deja siempre hundidos. Aquí no hay vencedores. Sólo vencidos. Es una batalla estéril, un fracaso común, una cagada a dos bandas, un horror compartido...

Debe llevar horas andando porque el pie se queja impertinente y siente de pronto un frío nuevo, húmedo y sincero. En algún momento ha de volver a casa. El cielo otoñal, solidario y plomizo le apremia a hacerlo.

La casa caliente y acogedora le recibe muda. Tras la puerta..., el silencio, las miradas esquivas que evitan encontrarse...

Extraña calma, triste calma, como un mar tranquilo tras un devastador tsunami.
A veces, uno rompe el hielo. Se atropellan palabras de perdón, de amor, de disculpa, de sosiego...

A veces, el otro hace de tripas corazón. Se improvisan caricias, se inventan besos nuevos...
Otras, las peores, se impone el silencio...

Disculpas, caricias, besos nuevos, silencios..., sirve de algo perfumar a un muerto?

Eva Veneros Hernández de la Torre. Madrid. Octubre. 2015


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por Taller de periodismo
- Publicado el 27 de noviembre de 2015

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE RELATOS Y POESÍA







© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting