Las Navas del Marqués a 8 de diciembre de 2019   

295 visitas ahora

 

BLANCA MONTOYA GAGO
LA IMPORTANCIA DEL RESPETO HACIA UNO MISMO
  BLANCA GAGO  | 19 de diciembre de 2015

Una organización de caridad de Noruega ha realizado este cortometraje sobre la violencia de género.
El documental recoge la vida de una niña desde que está en el útero de su madre hasta que ya es una mujer.
Expone el “ser una niña” como el mayor problema al que cada día deben exponerse las mujeres. Cuando una broma, no es simplemente una broma sino que va más allá de eso. ¿Y cuál es la reacción de ellas frente a este tipo de conductas? Callar y mostrar una sonrisa incómoda, porque llega un punto en el que esta situación llega a verse como algo normal.

Son muchas las personas, donde incluyo tanto a hombres como mujeres, que degradan al sexo femenino. Es por esta razón, ¿qué cómo vamos a conseguir avanzar en este tema si son las mujeres las que también comentan e insultan a otras personas de su mismo sexo?

En lo que llevamos de año, han sido cincuenta las mujeres muertas por violencia de género. Numerosas campañas, asociaciones o anuncios publicitarios para conseguir concienciar a una sociedad donde los maltratos son el día a día. Sin embargo, todo empieza en la casa de cada persona, en la educación y en las propias mujeres.
Si queremos ser respetadas primero debemos de respetarnos a nosotras mismas, no podemos pretender ser respetadas por los demás cuando ni nosotras mismas lo hacemos.

Por otro lado, de igual forma que existe la violencia contra las mujeres también quiero hacer mención a la violencia de las mujeres sobre los hombres. Porque sí, ellos también lo sufren, únicamente que esta realidad es “silenciosa”. Vergüenza puede ser una de las palabras que mejor haga referencia a esta situación para el género masculino.

Según El Confidencial, las estadísticas oficiales informaban de que en 2002 hubo 55 mujeres que murieron a manos de sus maridos y 16 acabaron con la vida de sus maridos o ex parejas. En 2003 murieron por la misma causa 65 mujeres y 13 varones; en 2004: 61 versus 9; 53 en 2005 frente a 15 hombres; en 2006, 54 mujeres y 12 hombres.

Si algo debe de enseñar estas cifras es que todo empieza por uno mismo, y el que suceda o no, en muchos casos depende de cada uno. Tened claro que una cosa siempre lleva a otra. Siempre hay una salida.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting