Las Navas del Marqués a 22 de enero de 2019   

33 visitas ahora

 

NAVERISMOS 18
ESCUSABARAJA
  Taller de periodismo  | 21 de febrero de 2016

Escusabaraja
Cesta de mimbre con tapa, usada antiguamente en las romerías. Aunque no es una palabra propiamente navera ilustra esta entrega, en la que hemos metido en la escusabaraja algunas de nuestras voces autóctonas.
Agüeron. Agüero -para la RAE- sería un pronóstico sin fundamento; por ejemplo: "pájaro de mal agüero". En nuestro término municipal, agüerón es el último que llega a una familia y también el perezoso."¡Tira el peón, ya!, !Que cuidao que agüeras!"

Portera
"Eres más cotilla que una portera". No va por ahí la cosa. La portera, en la linde de un prado, es la puerta que da acceso a él (el que se imagine un par de postes con sus puertas y cerrojos va aviao). Somieres con la vida laboral ya hecha, pallets en desuso y hasta palos de roble enlazados con alambre de espino tirante y un aro final para entrar al poste valen de portera. Para portera -o portero- cotilla también valemos todos.

Biche
La RAE dice que es un fruto que no ha alcanzado su madurez. La Real Academia Navera (RAN) afirma que es la cría del burro.

Cachapo

Al pan hecho con maíz tierno se le denomina cachapo. En Las Navas un cachapo es un cuerno al que se le incrusta una herramienta para afilar la guadaña.

Matacán
En arquitectura, obra en voladizo que se construía en lo alto de las murallas, habitualmente encima de las puertas. Para la RAN es el roble mediano que se deja como "padre" a fin de que se haga grande. Los demás se cortan a su alrededor. Lo normal en una mata es dejar un padre, o dos, si es más extensa. Cuando el clareo no se hace a tiempo, todos los robles crecen a la vez y no hay padres. Si el ganado `ayuda´ (comiéndose los brotes tiernos), al final la dehesa no alea, que en estricto castellano significa "empezar a cobrar actividad o fuerza alguien o algo".

Zaragüello

Calzón ancho con pliegues. Para nuestra RAN es el fruto espinoso que se clava en las piernas de personas y animales. De pequeños -y no tanto- solíamos tirárselos al pelo de las chicas. Como no sabíamos ligar de otra manera, les arrojábamos banderillas -en forma de espiga- y rascamoños (pequeñas bolas con pinchos). De críos (y no tanto) éramos mú majos y mú graciosos.

Rascamoños
Horquilla de adorno que se ponía en el pelo (RAE).
Zampundir. La RAE desconoce el miedo de la madre navera ante un niño travieso. "Deja de saltar en el colchón que me lo tienes zampundío". En aquellas épocas los colchones estaban rellenos de lana o borra, o como mucho eran de muelles Pikolín de primera generación, lo que podía suponer que de una sesión salvaje de saltos infantiles saliesen los muelles por encima de la tela. Zampundirse, para nosotros, es hundirse en el colchón o también en la tierra húmeda.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting