Las Navas del Marqués a 13 de noviembre de 2019   

31 visitas ahora

 

ANDRÉS BARTOLOMÉ
LAS MILICIANAS
  ANDRÉS BARTOLOMÉ  | 22 de abril de 2016

Aquellas jóvenes con mono azul y Mauser que tenían sitio en la trinchera para luchar por el sueño de la revolución junto a sus compañeros varones forjaron un mito, pero su papel fue más bien anecdótico y, sobre todo, breve. A excepción de casos contados, a finales de 1936 las milicianas se quedarán en la retaguardia.
Se aducen motivos como su falta de preparación militar y fuerza física para soportar las condiciones de la lucha. “Hombres al frente, mujeres a la retaguardia”, reza la propaganda tras la orden de Largo Caballero de retirar a las féminas de primera línea. Los republicanos han sido acusados de cobardes por el bando nacional por mandarlas al frente, pero además en éste no han faltado prostitutas –en la Columna Mangada hay testimonios de su presencia–, con la consecuente propagación de enfermedades venéreas. Las milicianas se dedicarán entonces a tareas auxiliares. Es en la retaguardia donde se comportan como auténticas heroínas y juegan un papel decisivo. Sin embargo, nada más lejos de nuestra intención que quitar mérito a aquellas que se arriesgaron a perderlo todo por defender sus ideales.


En las imágenes, milicianas del batallón Largo Caballero; voluntaria abriendo un desfile de la Columna Mangada (Foto: Marín) y cartel advirtiendo de los riesgos del "amor libre", practicado por cierto en Navalperal y nunca olvidado en la memoria de algunos civiles locales


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting