Las Navas del Marqués a 4 de junio de 2020   

27 visitas ahora

 

HIPICA EL TROTE
CUIDADOS DEL CASCO DEL CABALLO
  NURIA LUENGO  | 4 de junio de 2016

Las cojeras de los pies y las extremidades constituyen una de las causas más frecuentes de incapacitación del caballo, por lo que una buena rutina en la higiene y limpieza de los cascos es fundamental para prevenir futuras lesiones.
Antes de realizar cualquier ejercicio físico es necesaria una inspección y limpieza tanto de la pared como de la suela del pie del caballo. Al revisar tenemos que fijarnos si el casco está bien hidratado, si tiene un exceso de humedad (lo que puede provocar la aparición de hongos) o si por el contrario está excesivamente seco lo que puede causar que la pared se agriete provocando dolor. Para estos casos existen en el mercado fórmulas a base de alquitranes y ungüentos para aplicarlo directamente sobre la pared. También podemos prevenir estas complicaciones aportando en la dieta ácidos grasos, vitaminas y minerales( zinc y azufre) y biotina. En caso de sufrir una lesión el aporte de este tipo de suplementos en la alimentación es indispensable para una buena recuperación.

En cuanto a la planta hay que revisar que no se encuentren piedras entre la ranilla, ni cristales, ni elementos punzantes. En caso de encontrarnos algún cuerpo extraño sería necesaria la extracción y realizar unas curas para desinfectar la herida con yodo. Hay que tener especial atención en estas situaciones si el caballo no está vacunado contra el tétanos y avisar al veterinario para que le aplique una dosis de la vacuna.

El recorte de los cascos debe realizarse cada 8 semanas (aproximadamente). Después se puede llevar a cabo el herraje. La función de la herradura es la de proteger el casco de un desgaste superior al crecimiento y a la vez que aumenta su agarre en el suelo. También es un buen remedio para corregir unos malos aplomos, prevenir malformaciones y enfermedades. Se puede realizar tanto en frío como en caliente, la técnica dependerá del criterio del herrador y de la necesidad del caballo, llegando incluso a necesitar en alguna ocasión un herraje ortopédico. En el mercado encontramos herraduras de varios materiales. Normalmente las que más se utilizan son de acero, pero también las hay de plástico (las cuales son más caras) y de aluminio, muy utilizadas para la presentación de los animales en exhibiciones y concursos al ser más ligeras y permitirles más libertad en los movimientos.

En este campo, tan importante es tener disponible un buen veterinario como un herrador profesional ya que con sus conocimientos puede evitarnos sufrimiento para nuestro animal así como posibles lesiones a nosotros al ser los que vamos encima del él.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2020 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting