Las Navas del Marqués a 17 de noviembre de 2019   

48 visitas ahora

 

HÍPICA EL TROTE
TIPOS DE FORRAJES
  NURIA LUENGO  | 25 de junio de 2016

Es habitual en el paisaje de estos días encontrar los campos segados tras la primavera y antes de las primeras olas de calor que acompañarán al invierno.
Este momento del año es importante para todos aquellos que tenemos caballos, ya que es necesario el aprovisionamiento para el resto del año y se realizan grandes inversiones ya que el mejor momento para adquirirlo es el mes de Junio tras la cosecha. Los precios cada año se ven influenciados sobre todo por las lluvias que hayamos tenido esa primavera y como casi todo, la ley de la oferta y la demanda rige el ajuste de precios, en los cuales se sigue hablando en pesetas, lo que desconcierta y despista a aquellos compradores que son más jóvenes.
Para la buena nutrición del caballo es importante seleccionar un forraje que se adecúe bien al tipo de vida, trabajo, que realice nuestro animal. Así por ejemplo, la avena ha tenido muy buena fama durante estos años por ser un alimento muy completo pero sí que con el tiempo se ha descubierto que no es aconsejable como aporte único de proteínas para yeguas gestantes o potros en crecimiento. Para estos casos sería más aconsejable el uso de la alfalfa, la cual tiene una mayor cantidad de vitaminas y minerales al igual que de proteínas de alta calidad. Hoy en día se reconoce a esta planta como el forraje más completo para alimentar a un caballo, lo cual hace que se incremente también el precio a la hora de adquirirlo.

Cada día nos encontramos en la hípica más gente que opta por una alimentación a base de heno. Es muy rico en fibras y muy digerible si además no se ha esperado mucho para recolectarlo y todavía no lo encontramos en su completa maduración, sin embargo para caballos que realicen trabajo asiduamente sería un poco escaso en cuanto a proteínas y nutrientes, lo podríamos complementar con un pienso o seleccionar un tipo de heno enriquecido con guisantes y habas el cual aporta un suplemento calórico imprescindible para caballos que pasan inviernos al aire libre. Sin embargo para animales que no tengan un gran esfuerzo físico y que sean de razas con tendencia al sobrepeso (como por ejemplo, el Pony de los Fiordos) lo encontramos como un alimento completo.

De cualquier manera el caballo es un animal diseñado para pasar la mayor parte del tiempo buscando comida y manteniendo la boca ocupada por lo que complementar su dieta con forrajes es una necesidad fisiológica (ayuda al correcto desgaste de los dientes) y psicológica ya que le mantiene ocupado y alejado que coger manías nada beneficiosas como pueda ser tragar aire o morder madera.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting