Las Navas del Marqués a 15 de abril de 2019   

35 visitas ahora

 

AMAYA QUIRÓS, VETERINARIA
Las enfermedades que pueden transmitir las garrapatas

Amaya Quirós es veterinaria en el Centro Veterinario Las Navas, detrás del Cristo. En su blog http://veterinariaamayaquiros.blogspot.com.es/ puedes seguirla. Hemos querido compartir por la alarma de hace unos días, sobre la muerte de una persona en Ávila a causa de una garrapata. Gracias.

  EL LECTOR OPINA  | 18 de septiembre de 2016

Hace pocos días saltó la noticia de la muerte de un hombre de 62 años por fiebre hemorrágica, a causa de un virus transmitido por una picadura de una garrapata. Los hechos sucedieron precisamente en la provincia de Ávila, cuando el fallecido paseaba entonces con su perro por la Sierra de Gredos. Esta enfermedad se denomina fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, que según la Organización Mundial de la Salud puede afectar al ser humano principalmente a través de picaduras de garrapatas o del contacto con sangre o tejidos internos de ganado enfermo (por ejemplo durante o inmediatamente después de la matanza). También puede contagiarse entre personas cuando hay contacto directo con sangre o secreciones corporales de los infectados.

Pero esta no es la única patología que transmiten estas pequeñas enemigas, que por lo general buscan vivir entre el pelaje de mamíferos, pájaros y en la piel de los reptiles. Curiosamente las garrapatas son parientes de las arañas. Las principales dolencias que pueden contagiar estos parásitos a nuestros perros -y cuidado, en casos excepcionales también a nosotros-, son de varios tipos (según la clase de garrapata sobre todo):

- Parálisis por picadura: la saliva de la garrapata tiene componentes muy tóxicos, que pueden llegar a llegan a bloquear las funciones neuromusculares. Los síntomas de la parálisis por picadura son sobre todo la falta de sensibilidad en extremidades, cojera, falta de coordinación, y aparte dificultad respiratoria, vómitos… todo ello empieza a aparecer en el perro tras aproximadamente una semana de haberse producido la picadura. Se trata de una enfermedad que puede ser mortal.

- Hepatozoonosis: esta patología se puede generar si un perro ingiere un tipo determinado de garrapata. La perrita de una cliente de nuestra clínica la sufrió, precisamente además por tener el sistema inmunológico debilitado (que es cuando la Hepatozoonosis más afecta). Este tipo de garrapata suele picar en las épocas de primavera y verano. Los animales infectados puede que no tengan síntomas visibles -que es lo más frecuente- pero si los tienen éstos suelen ser fiebre, estar como aletargados, perder peso, tener dolor muscular… También es una enfermedad que puede ser letal para nuestras mascotas.

- Borreliosis o Enfermedad de Lyme: En este caso hablamos de otro tipo de garrapata, una que suele picar en otoño. El resultado de su picadura es una inflamación grave de las articulaciones. Al principio el perro infectado de borreliosis no presenta ningún síntoma evidente, pero a medida que avanza la enfermedad -la cual es muy agresiva- se puede observar fiebre, dolor articular, artritis… A veces también produce fuertes dolores en la cabeza y en el cuello de la mascota, la cual evita no mover esta zona. A priori, el pronóstico no es mortal si se trata a tiempo, pero puede provocar perjuicios crónicos para la salud del perro.

- Ehrlichiosis: Con este extraño nombre se define una enfermedad que transmite la misma garrapata que causa la ya comentada Hepatozoonosis. También puede llegar a ser mortal si no se atiende a tiempo, ya que se va extendiendo por todo el sistema circulatorio y alcanza a los órganos. A un perro contagiado le puede causar anemia, además de problemas graves en la médula ósea y en el sistema inmunitario. Los síntomas más frecuentes son la pérdida de peso, las secreciones (por ojos y nariz) y la dificultad respiratoria. Y en casos muy graves puede haber hemorragias agudas.

- Babesiosis: Hay varios tipos de garrapata que transmiten esta patología, que suele darse en periodos de calor (o en zonas calurosas independientemente de la estación del año). Pero, ¡importante! cuando empieza el otoño la peligrosidad no acaba. En nuestro país, la zona norte es la más afectada. Asturias, Cantabria o País Vasco, entre otras comunidades, son áreas “rojas” en este momento debido a la gran profusión de garrapatas. Se trata de una enfermedad que infecta los glóbulos rojos de la sangre y, al igual que la Ehrlichiosis, origina anemia en nuestros perros. Otro de los síntomas comunes es la debilidad general, el abatimiento… y todo suele comenzar además con sangre en la orina. Su pronóstico suele ser desfavorable, pero hay diferentes tratamientos para frenarla.

Para evitar estas y otras afecciones causadas por picaduras de garrapatas lo mejor es prevenir. La utilización de productos antiparasitarios (champús, pipetas, collares, comprimidos) es clave para ello. Consulta a tu veterinario y protege a tu mascota de esta pariente tan dañina de la araña. Y por supuesto, protégete a ti y a tu familia de posibles contagios indeseados que, aunque normalmente son casos muy aislados, pueden llegar a existir si no tenemos un mínimo cuidado al respecto.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting