Las Navas del Marqués a 13 de noviembre de 2019   

31 visitas ahora

 

ANDRÉS BARTOLOMÉ
IRA ANTICLERICAL
  ANDRÉS BARTOLOMÉ  | 1ro de marzo de 2017

Las milicias republicanas no fueron precisamente benévolas con edificios, símbolos y representantes eclesiásticos. En Navalperal, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la ermita de San Antonio fueron también blanco de la ira anticlerical. El interior de ambos templos quedó destrozado, con imágenes, pisos y altares quemados.Y ya hemos contado aquí cómo el párroco, Basilio Sánchez, fue una de las primeras víctimas nada más llegar la avanzadilla de la Columna Mangada el 23 de julio de 1936.

En la primera imagen vemos la ermita de San Antonio, situada a la entrada del pueblo, en cuya fachada se aprecian desconchones y lo que parecen impactos de fusilería. A la derecha se distingue el edificio conocido como “la botica”, que aún sigue en pie (en la tercera foto, tal y como se encuentra en la actualidad). El paisaje es desolador. No debe haber pasado mucho tiempo de los días de la guerra, cuando frente al templo se instalaron cocinas de campaña y un numeroso parque móvil al servicio de Mangada y sus hombres. El paso de las milicias ha cambiado el paisaje urbano, pero también los bombardeos de la artillería franquista.

Debajo, la ermita, que data de 1891, en la actualidad. En su lateral se aprecia la ampliación realizada en 1971.

Fotos: A. Bartolomé. Diciembre 2016


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting