Las Navas del Marqués a 17 de septiembre de 2019   

43 visitas ahora

 

ANDRÉS BARTOLOMÉ
LUCHA SIN CUARTEL EN “EL POLO NORTE”
  ANDRÉS BARTOLOMÉ  | 14 de marzo de 2017

En diciembre de 1937, los hombres de la Columna Mangada participan en la batalla de Teruel, aunque adscritos desde hace un año a la 32 Brigada Mixta que comanda Nilamón Toral. En la ciudad aragonesa, los antiguos combatientes del teniente coronel republicano destacan por la captura de algunos puntos estratégicos: el cuartel de la Guardia Civil, la Iglesia de San Juan, el edificio de Correos y los conventos de Santa Clara y Santa Teresa. Algunos voluntarios de Navalperal siguen en sus filas y allí permanecerán hasta el final de la guerra.

El gran protagonista fue el frío, pero hasta niveles de sufrimiento impensables en medio de una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil. Durante aquel crudísimo invierno de 1937-1938 se combatió a temperaturas inferiores a los -20 ºC. Los brigadistas internacionales llamaron a Teruel “el Polo Norte”. La magnitud de los grandes fríos de aquel fatídico invierno fue destacada por los propios corresponsales internacionales llegados a la ciudad, como Herbert L. Matthews, reportero de “The New York Times”, quien escribió que nada le impresionó tanto como “el increíble mal tiempo en el que se libró la batalla”.

Foto: traslado de soldados republicanos a posiciones de primera línea en el frente de Teruel. Los estragos de las bajas temperaturas son evidentes en sus rostros. Diciembre de 1937


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting