Las Navas del Marqués a 17 de septiembre de 2019   

43 visitas ahora

 

ANDRÉS BARTOLOMÉ
“A NUESTROS MILICIANITOS VALIENTES”
  ANDRÉS BARTOLOMÉ  | 23 de marzo de 2017

En la Guerra Civil española, sobre todo en el bando franquista, los soldados encontraban un oasis dentro de las miserias del conflicto cada vez que leían una de las cartas que les enviaban sus madrinas de guerra, una figura surgida durante la I Guerra Mundial para levantar el ánimo de los combatientes y hacer menos duro el paso de las horas y los días en el frente, lejos del mundo afectivo que había quedado atrás. Eran una distracción pero, sobre todo, un refugio sentimental, porque no todos tenían quien les escribiera.
En esta crónica de Rogelio Quintana -creemos que para la revista “Estampa”- leemos el relato en primera persona de las madrinas de guerra de la Columna Mangada. Un numeroso grupo de jóvenes que apremian al reportero: “Diga usted que nuestra hora más animada, más dichosa, es cuando les escribimos a nuestros milicianitos valientes”.
Escribe el periodista: “En la larga mesa del almacén, las muchachas, por turnos de veinte o treinta, se recogen para escribir sus cartas al frente. Algunas con el lapicero entre los lindos labios, se quedan meditando, abstraídas, buscando allá, en lo hondo de sus pensamientos, el calor más tierno de su corazón de madrecita, de novia y de hermana. Otras rasgan rápidamente el papel, repentinamente, en una repentina fluidez de inspiración. Son las mismas manos que han tejido y bordado -¡oh recuerdo de Margarita Pineda, la gentil granadina!- la roja bandera para el Batallón de Mangada (...) con una leyenda de mayúsculas blancas: “A los bravos defensores de la República de la Columna Mangada. Sus madrinas de guerra”.
Eugenio Sánchez, el presidente sindical, nos informa de que la señora del general Mangada ha prometido pronto su visita a la fábrica para visitar a las gentiles madrinas de guerra y saludar con el gesto antifascista la bandera bordada por las obreras de esta colmena de sedas brillantes y de grandes flores verbeneras. ¡Colmena de la Alegría del Pueblo!”

Fotos:

El autor de la crónica, rodeados de las jóvenes madrinas


Pie original: “Las mismas muchachas han bordado y tejido esta bandera para los bravos defensores de la Columna Mangada”


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting