Las Navas del Marqués a 11 de diciembre de 2019   

332 visitas ahora

 

ADIÓS A DON FRANCISCO
  Juanjo  | 25 de mayo de 2017

La foto de portada está incluida en el capítulo "Los sacerdotes" del libro de Pedro Manzanero y Tomás García Yebra, El Tiempo Detenido. Francisco Martín Martín abandona su pueblo natal, Gerindote, provincia de Toledo, al ser ordenado sacerdote en 1960. El veintisiete de octubre de mil novecientos sesenta y dos se hace cargo de la parroquia de La Asunción, de nuestro barrio de La Estación, después de una breve estancia en Barraco y Aliseda de Tormes.

Cincuenta y cinco años entre los naveros, Don Francisco, "el cura de la estación", atendió la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, hasta más allá de perder las fuerzas, pues, como bien dice su monaguillo de confianza, Miguel Samaniego, "la torpeza en el andar y el cansancio se le pasaban en cuanto vestía la casulla para dar misa. Se transformaba, su voz quebrada se tornaba fuerte y convincente. Después, acabado el acto, volvían los achaques y el paso lento"

Foto. Julio 2009. Cada año se invita a un sacerdote "forastero". Aquel año coincidió conque éste era nuestro actual párroco, Juan Manuel Manjón.

Ya el último mes, sus continuas visitas al Centro de Salud le obligaron a abandonar su residencia habitual, junto a la iglesia, para venir a vivir en el barrio del Colmenar, más asequible a los cuidados, cada vez más, que ya necesitaba.

Foto. Bautizo familiar. 1995.

En el día de hoy, jueves 25 de mayo, se celebrará la misa de despedida en su iglesia, en compañía de familiares naveros y toledanos, y con el sentido pesar de tantos y tantos que ya no podrán, recién cogidas las vacaciones, dejar las maletas arrinconadas y hacer la primera visita a su párroco de cabecera, una persona afable y amistosa como pocas.

"Don Francisco, un hombre que parecía demasiado serio cuando oficia misa y que gira hacia la cordialidad en las distancias cortas, mandó construir el pequeño campo de fútbol que hay detrás de la iglesia. Lee la Biblia mientras camina por el pinar, pero no se pierde un informativo. Sus juicios, las interpretaciones que hace de la actualidad política y económica podría formar parte de cualquier tertulia de radio o televisión. Es más, subiría el nivel de los tertulianos, pues no habla a gritos, no presume de lo que sabe y, cuando no sabe de algo, calla. Es la experiencia de 91 años sobre la faz de la tierra.
- ¡Qué le va a decir a Dios la primera vez que le vea?
- Nada, porque tengo la gran suerte de sentirme junto a él todos los días."
Tomás García Yebra. El Tiempo Detenido.

Descanse en paz, Don Francisco.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting