Las Navas del Marqués a 21 de julio de 2019   

40 visitas ahora

 

X CONCURSO DE TAPAS EN FIESTAS
SABORES PARA TODOS LOS GUSTOS
  Juanjo  | 11 de julio de 2017

Es técnicamente imposible poder degustar todas las tapas del concurso, ya tradicional, del martes de fiestas. Es una maratón de sabores, un trasiego de bebidas y un estresante viacrucis, pero es lo que hay y algún día conseguiré cumplir con el itinerario. Este año poco le faltó, aunque en esta ocasión fue el reloj y no el estómago el culpable.

Doce de la mañana, aparcamos en Las Cumbres (mi coche y yo). Es pronto, pero quizás hayan empezado a desfilar los primeros platos. Una breve espera para preparar la mesa decorada y a hincarle el diente a una generosa tapa de bacalao sobre patata, adornado con pimiento rojo y regado con vinagre de Módena.

Doce y cuarto, Casa del Cura. Un escueto pincho en cuchara, para abrir boca, eso sí, exquisito, y la segunda `sin alcohol´. Buena presentación pero sin un cartel donde se expliquen los ingredientes, la mezcla del pimiento rojo y la cebolla caramelizada, muy bien lograda.
Me salto Los Roeles, si puedo a la vuelta, porque tiene buena pinta.

De allí al Tito y Conchi, no sin antes fotografiar los carteles de Saúco y Flash, que dejo para la bajada. Crujiente de pollo aderezado con salsa silvestre y acompañado de un gazpacho fresco. Me gusta. Para ser sinceros, al final del día ningún bocado me ha parecido mal preparado, soy de buen comer.

¿Primero al Montecarlo o al Saúco? Por inercia, y no sea que se llene, al primero. En la planta alta, la de bodas y eventos, Elena cobra y va cantando los números a los camareros. Emplatando unos, los otros llenando la mesa en forma de U, donde espera Alberto Campano para explicar su invención de este año. Siguiendo las instrucciones, en tandas de 25 comensales (la cola va en aumento detrás nuestro), procedemos a comer la mitad de una torrija de fresas de Huelva ahumadas a la parrilla, partiendo un boquerón en vinagre con matices de pimienta Sichuan (Dios, cuánta complejidad). En la boca, los peta zetas que contienen, bombardean los distintos sabores. Ahora, cogiendo la cucharilla con "eso verde", que viene a ser una aceituna verde desestructurada, cambiamos de sabor. "Explosión de sabor en boca", dice el cartel. Segunda parte de la torrija y el boquerón con peta zetas para adentro y, ¡oh, sorpresa!, desaparecieron los chispeantes ingredientes y el sabor vuelve a cambiar. Para rematar, la bebida, un rebujito.

Subir a la cima de la exhuberancia gastronómica y ver a Justo en El Saúco echar en la bandeja a una peña cuatro pinchos juntos y un puñado de trozos de pan, como el que echa sal a la acera,con la indicación de "mezcláis todas las salsas juntas", da un bajón momentáneo, que compensa al probar tu plato individual, bien emplatado. Una albóndiga de sepia en salsa de carabineros. Lo mejor, las salsas que acompañan, pero de una en una. Ya comienza a saturarse el bar, así que, pies para qué os quiero, a la parte alta del pueblo, a ver si tenemos suerte y la muchedumbre -yo entre ellos- no acabamos con todo el suministro.

En La Parrilla, siempre originales en sus platos especiales y diarios, una sorpresa agradable en la presentación, y en el sabor. Nido de berenjenas con huevo de salmorejo y tierra. De humus, eso sí, menos mal.

Mogambo siempre está arriba en las clasificaciones de la gente, los que realmente van marcando el termómetro. "¿Habéis subido al Mogambo? ¡Espectacular!... pues bajad antes que se acabe al Montecarlo o al Saúco, veréis..." Aventados del acierto, un año más, me acerco a una barra saturada, con unos camareros no menos saturados, que no saben decirme cuántas tapas han fabricado hasta ahora. Pero están al límite, los primeros comensales empiezan a mezclar las mesas a la carta con los depredadores de tapas del martes de fiestas.

Gambón en kataifi con salsa de mango y soja semi-picante acompañado de cristal de patata. Después de tomar el pincho, foto en el lugar habilitado, donde descubro que lo que creía una patata frita de buena calidad, es cristal de patata. Me parecía exquisita, pero comprendo ahora que un ingrediente puede dar un enorme trabajo y ser poco apreciado, al menos por mí. Muy bueno. Si tuviera que puntuar, hasta ahora, el segundo puesto.

De Mogambo, saturado, a Magalia. "La penúltima, Juanjo, que ya llevas siete y el régimen hoy como que no lo estás cumpliendo". En Magalia, más pescado, bacalao concretamente, sobre una salsa que no determino. Buen sabor el bacalao, quizás sosa la salsa que lo acompaña. Pone un amigo en Facebook: "Tapas 2017, la ruta del bacalao", y lleva razón. Pero como a mí me gusta, pues eso, pá adentro.

"La última en Elio´s, que tienes el coche en Las Cumbres". No siempre llego a este bar a tiempo, uno de mis favoritos, porque son originales en sus pinchos, siempre, con esas bandejas que dan ganas de llevártela entera y meterla en la nevera. De hecho, acabada la ruta, hoy subí a por tres tapas y a casa con ellas.
Salmorejo de calabaza, angulas de la huerta, bacalao a la bilbaína y crujiente de jamón. Si no fuera por la parafernalia y la originalidad de Montecarlo, éste sería hoy mi pincho favorito.

"Dije la última, era la última". Bajando desde Elio´s hacia el Cristo, lleno ya con 9 pinchos y sus respectivas `sin alcohol´ me parecía imposible un hueco más. Me quedaban Los Roeles, Trylogía, la piscina, la cantina y... en la puerta del Flash... ¿entro o no entro? Entro... "Ponme la décima, Arturo, a ver qué tal". Pues bien, suavecita mezcla de pimiento relleno de bacalao desmigao desestructurao, coronado con una espuma de patata. Y gratis. Gracias, David Flash.

Exitosa, como todos los años, la iniciativa de ocupar los martes vacíos de las fiestas, en maratones de comida inusual y creativa. Si no fuera porque la cerveza era sin alcohol (algo llevará, dice mi suegra), juraría haber visto un tren blanco por la Principal, pero eso ya, que lo cubran periodísticamente los TurismosLasNavas.

Ah, que me olvidaba, los premios. A pesar de que el esfuerzo ha sido considerable en todos los participantes y algunos juegan con distinto balón y oportunidades (menos infraestructura para cocinar o emplatar) hay que destacar la decisión del jurado.
Primer premio a Montecarlo, segundo a El Saúco en el apartado de Innovación.
Primer premio a La Parrilla Charra y segundo a Magalia en la categoría Tradicional.
Y una mención especial por la utilización de productos de la tierra (no será el bacalao) a Elio´s.
Otra mención especial a los Roeles por la originalidad.

TODAS LAS FOTOS EN EL PERFIL DE FACEBOOK.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting