Las Navas del Marqués a 12 de diciembre de 2017   

76 visitas ahora

 

ANDRÉS BARTOLOMÉ
EL AVISO DE LA SANTA
  ANDRÉS BARTOLOMÉ  | 16 de noviembre de 2017

Con Ávila a tiro de piedra, Julio Mangada nunca se aventuró hasta sus murallas. La ciudad estuvo a punto de ser evacuada y los “nacionales” explicaron después que la mismísima Santa Teresa, en forma de afable viejecita, advirtió al teniente coronel de que allí le esperaban tropas fuertemente armadas, lo que le habría hecho desistir de intentar su conquista. Hay argumentos más terrenales y, aunque sus propios hombres lamentaran después que su jefe no hubiera ido contra la capital de la provincia, no parece que Ávila fuera nunca serio objetivo del "Diablo Rojo", que encontró en Navalperal un punto estratégico desde el que maniobrar en terreno seguro y bien comunicado con Madrid.

En la imagen, tropas de la Columna Mangada delante de una casa posiblemente ubicada en la carretera entre El Espinar y Ávila, la actual AV-500 (y una construcción similar en la misma zona, hoy día). Se trata de soldados y milicianos que habrían llegado hasta allí desde Navalperal por el Puerto de La Lancha, circulando por la AV-501, el mismo camino que emprenderán ese verano de 1936 Doval y el resto de atacantes “nacionales” que pretenden romper la cuña republicana que ha abierto Mangada...

NOTA: atendiendo a los 17 kilómetros que marca el cartel, la N-110 es otra probable ubicación de la fotografía, más allá de Aldeavieja, pero la pose relajada de las milicias invita a pensar en un terreno más cercano a su "base" y no en un área tan conflictiva y de acción como las cercanías de Villacastín.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2017 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting