Las Navas del Marqués a 25 de febrero de 2020   

83 visitas ahora

 

CONSEJOS PUBLICITARIOS
Cómo mejorar la planificación de la producción con un ERP
  ARTÍCULOS PUBLICITARIOS  | 16 de febrero de 2018

Cuando tu empresa comience a expandirse más, te darás cuenta de que hay muchas cosas que no siempre son fáciles de coordinar. A medida que el negocio escala, es muy recomendable instalar una aplicación de planificación de recursos empresariales (ERP) para obtener una visión panorámica de la situación de tu empresa.

La planificación de recursos empresariales es exactamente lo que parece: es una forma de asegurarse de que todos los departamentos están sistemáticamente entrelazados.

El ERP trata de asegurarse de que la empresa esté integrada en todos los niveles, desde llevar los pedidos de los clientes hasta la administración de la cadena de suministro, los costes y el presupuesto. La plataforma abarca la organización en general, incluido el marketing y las ventas, e incluso la planificación de la producción de productos.

Actualmente, los sistemas ERP están configurados para que intervengan en otros procesos como la calidad de la administración y en la gerencia de recursos humanos. Esta especificidad es posible con la implementación de las herramientas de cuarta generación.

Sin embargo, a pesar de la amplia oferta de este tipo de programas, es necesario realizar un estudio a conciencia, puesto que no todos son los suficientemente flexibles para adaptarse a tu empresa. En esta web puedes saber más sobre el ERP de Geinfor, una aplicación de última generación, capaz de ayudarte con los procesos de gestión de la producción de tu empresa.

En cualquier caso, los factores de los que depende la selección de un adecuado ERP son: tamaño, tipo, procesos y recursos que posee una empresa. Además, las metodologías de análisis, planificación, implementación y revisión pueden ser desarrolladas estratégicamente por el software.
Otro de los aspectos que es necesario conocer es la posibilidades de que existan soluciones particulares para el sector. También, determinar cuáles son los procesos más importantes que se llevan a cabo y su grado de especialización.

La adaptación al mercado, insuficiencias detectadas, tiempos de gestión, costes de implantación de soluciones, trayectoria y casos exitosos son aspectos a considerarse de igual forma.

Selección del sistema adecuado

Si se busca un software especializado para cumplir las necesidades específicas de una industria se pueden encontrar los ERP verticales o soluciones sectoriales.

Son ideados para un nicho en concreto con el propósito de normalizar los procesos cotidianos de una compañía.

Esta opción no es proclive a desarrollos tradicionales. Pero, pueden ser adaptables a los procesos generales que se llevan a cabo en las empresas.

Al ser una aplicación específica, el sistema debe contener información concreta sobre la actividad económica del sector.

Horizontal

También existe la posibilidad de obtener un software adaptable para la administración de empresas pertenecientes a diferentes ramos. Estos son los denominados ERP horizontales.

Es bastante usual que las empresas escojan esta alternativa, incluyendo las modificaciones que se necesiten ejecutar para ajustarlas a cada caso en específico.

Una gran ventaja competitiva para su elección es que la empresa proveedora tenga amplia experiencia para eliminar los riesgos.

Se destacan por tener un precio más accesible y su tiempo de instalación suele ser más rápido, permitiendo crear y desarrollar otras capacidades.

Particular

Está diseñado para convertirse en una solución específica para una empresa. Para su adecuación será necesario que un diseñador provea de su mantenimiento, modificación y mejora.

Dentro de esta alternativa, el cliente debe mantenerse actualizado sobre los cambios en términos legales, administrativos o de otra índole que pueda afectar el funcionamiento del ERP.

Beneficios de emplear un ERP

Al ser un programa de gestión, permite la sistematización de los procesos de una empresa.

Los distintos departamentos que componen la organización disponen de la misma información almacenada en una única plataforma.

Las compañías no tendrían que guardar diferentes bases de datos sino que pueden
centralizar los datos en sólo una.

Su implementación permite controlar tiempo y costes, permitiendo verificar el cumplimiento o no de los objetivos.

El sistema aporta datos e información de calidad que puede ser implementada para la toma de decisiones.

Una de las grandes ventajas es que permite que los procesos sean más simples y que los datos proporcionados sean fidedignos. De este modo, se descartan las posibilidades de datos incorrectos y se permite hacer proyecciones adecuadas.

En una empresa de producción, permite llevar una contabilidad automática desde las áreas de la gestión comercial (ventas, compras, pagos, etcétera).

Existe un mayor control sobre el inventario existente. Mediante este proceso, se mejora el área de compras y se reducen las probabilidades de pérdidas de los recursos.

Genera integración en los equipos de trabajo. Con el uso del software se permite la interrelación de los departamentos y su personal porque la información es compartida por los usuarios.

En definitiva, la implementación de un ERP es un proceso que debe ejecutarse a la ligera, pero una vez te hayas decidido, comprobarás las innumerables mejoras que aporta a nivel de gestión a tu organización.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2020 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting