Las Navas del Marqués a 23 de septiembre de 2018   

44 visitas ahora

 

EN PEGUERINOS
OBSERVANDO A GRAELLSIA
  Juanjo  | 3 de junio de 2018

Si tienes una afición, has de vivirla con mucha pasión. Antonio es ferroviario de oficio, y mariposero de vocación, permítase la licencia coloquial. Lo vive cuando hablas con él. Disfruta como un niño hablándote de una u otra especie -ahorraré al lector los nombres científicos-, explicándome cómo viven, dónde se desarrolla su corta vida, quince días en algunos casos en la vida adulta y cómo en el duro invierno de Peguerinos resiste la crisálida encerrada en un capullo fuerte de seda, gracias a una composición en su sangre que hace de anticongelante.

Antonio García Carrillo es madrileño. Se aficionó a la naturaleza y la entomología desde niño en Buitrago de Lozoya. Pertenece a varias asociaciones de estudio
SHILAP (Sociedad Hispano-Luso-Americana de Lepidoterología) donde participa en el Proyecto de Investigación Científica llamado: “Faúnula Lepidopterológica Ibérica, Balearica y Macaronésica”, la SEA (Sociedad Entomológica Aragonesa) y ZERYNTHIA (Asociación Española para la Protección de las Mariposas y su Medio). Es miembro de la Asociación Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Madrid y de Fonamad (Asociación de Fotógrafos de Naturaleza de Madrid). Actualmente ha escrito un libro junto con Juan Carlos Vicente llamado: "Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid". Ha intentado en él plasmar toda su afición por estos pequeños seres dedicando muchos años de investigación, buscando y estudiando a estos insectos por toda la geografía madrileña.

Antonio, y la asociación ZERYNTHIA, aparecieron por Peguerinos, un oasis de naturaleza enclavado en el Parque Regional del Guadarrama, y enseguida conectaron con las autoridades, recibieron el apoyo necesario y la de este fin de semana ya ha sido la cuarta edición de Observación de la Graellsia. Ya dispone nuestra vecina localidad de un observatorio de mariposas, vallado y protegido. Mientras que el verano agosta los prados vecinos, ayudados por el ganado, este cercado dispone en el verano de la altura suficiente de hierba, y la humedad necesaria para que sea refugio de los lepidópteros.

Después de una concurrida visita matinal para ver y fotografíar las mariposas diurnas, la noche transcurría en el observatorio. Mientras, Antonio me explica las características de la Graellsia Isabelae, descubierta por un entomólogo, Graell, en 1848, en El Escorial. Ubicada únicamente en seis zonas en España y dos en Francia, es una de las más grandes de las mariposas europeas. Dispuestas dos lonas blancas en dos trampas de luz, el primer ejemplar aparece ante la admiración de cerca de cincuenta participantes, muchos de ellos niños. La fotografía no hace honor a su belleza natural, pero puede hacernos una idea. Acabada la jornal, a más de las doce de la noche, otros dos ejemplares, todos machos, hicieron de modelos para los fotógrafos. A la espera de una nueva edición, previa inscripción y con cupo restringido pues estamos en una zona protegida, con una especie protegida. No intenten por su cuenta capturarla.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2018 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting