Las Navas del Marqués a 13 de diciembre de 2018   

28 visitas ahora

 

LA PASIÓN DE NOELIA
  Juanjo  | 20 de noviembre de 2018

Noelia Esteban Manzanero tiene dos pasiones: la enseñanza y la pintura. Acabada la carrera de Magisterio en la Universidad de Salamanca (USAL), campus de Zamora, estudió dos años de ilustración tradicional en la ESDIP (Escuela Superior de Dibujo Profesional) de Madrid.

Después se especializó en ilustración digital en la misma escuela. “Hay más variedad, al trabajar por capas, puedo borrar o retomar el dibujo, algo imposible en un dibujo tradicional”, afirma, “donde si te equivocas y tienes que borrar algo, lo más probable es que tenga que empezar de cero”
“Puedo imprimir el trabajo”- continúa- “o enviarlo por mail. Así el cliente tiene la opción de tener un cuadro en su casa o decidir él si lo quiere tener en la pantalla de su ordenador, en el móvil o en cualquier otro soporte”.

- ¿Con qué tamaño trabajas?
- La medida más habitual es A3, 30x40 centímetros para entendernos. Algunos encargos me los han pedido hasta de un metro por un metro.

- ¿Te ganas la vida con esto?
- Va por temporadas. En la época de navidades o de bodas tengo bastante tarea. He ampliado ahora la oferta y hago invitaciones de boda, comuniones, etc. Soy profesora de educación infantil, he aprobado las oposiciones aunque aún no he conseguido plaza. Actualmente trabajo en un comedor de niños en Ávila, donde vivo, y lo compagino con la pintura.

- El dibujo tradicional sí lo dominas.
- Sí, bueno, comencé a pintar con 13 años, al óleo. Cuando expuse en Las Navas todos los cuadros los pinté en tres meses. (VER EXPOSICIÓN AQUÍ)

- ¿Tienes lleno el trastero?

- Casi. Tengo mi casa llena de cuadros, son mis hijos.

- ¿Cuesta desprenderse de los hijos?
- La verdad es que sí. Hay algunos repartidos entre la familia.

- ¿Distribuyes por toda España?
- He llegado a enviar uno de mis trabajos a Bruselas. Al ser vía internet sí, a cualquier lugar: Barcelona, Galicia. En Las Navas he tenido bastantes encargos. El más grande que me encargaron fue de 1,20 x 1,50 metros, una familia entera. Quedó muy chulo. Solo hay que saber en qué medida se va a querer imprimir o plasmar para ajustarlos y tener así la mayor resolución.

- Yo disfruto mucho de mi trabajo y la mayoría de los que me encargan cuadros valoran ese trabajo que no es solo el coste material del dibujo, sino todos los años de estudio y de práctica que acarrean. A partir de esa práctica puedes acortar el tiempo que dedicas a un retrato, pero esa práctica y esos conocimientos han costado mucho tiempo y mucho dinero. También hay quien me envía una foto para que les haga un cuadro y al darles el precio me preguntan ¿ah, pero cobras? El arte en general está poco valorado. Por mucho que me guste pintar, al final es mi trabajo y de lo que quiero vivir.

- ¿Qué puede costar un trabajo tuyo?
- Hago promociones. Por poner un ejemplo, un cuadro en 30x40, blanco y negro, sale por 40 euros, 10 más si lo imprimo yo. Añado un coste adicional si hay más personas en el cuadro, unos 20 euros.

- Es algo asequible, desde luego. Cualquier regalo supera esa cantidad.

- Creo que sí, es un cuadro para toda la vida, un recuerdo, además, personalizado. Lo que más hago son bebés. El regalo ideal para una abuela.

- ¿Tienes previsto hacer otra exposición pronto?
- No, quiero centrarme en este proyecto. Voy actualizando a ratos libres mi página web. Quiero vender mis trabajos desde allí.

Noelia prefiere los retratos a los paisajes, aunque también se le dan bien. Se siente muy cómoda dibujando personas, captando los gestos y los rasgos, la dulzura de los bebés, de los que tiene un gran álbum en Facebook, pero sobre todo en Instagram, donde podemos ver cientos de retratos dibujados por ella. Comenzó con Marina, en las clases de pintura de la asociación de las Amas de Casa, era la única niña. Dejó de pintar para hacer magisterio. Volvió más tarde a inquietarse por la pintura y se matriculó en la Escuela Superior de Dibujo Profesional (ESDIP) en un curso de dos años. En Las Navas aprendió las bases en óleo y carboncillo. La acuarela, la tinta china y el acrílico fueron sus compañeros de aprendizaje en la escuela. Dio el paso a la ilustración digital más tarde. Negada a las nuevas tecnologías por entonces, a los dos días de ir a clase se le abrió un mundo diferente. Acabó el año de ilustración digital con un sobresaliente de nota. Tiene 28 años y aspira a trabajar como profesora de infantil y dedicar su tiempo libre a su segunda pasión, la pintura. No descarta en un futuro, acabada la oposición y conseguida la plaza de maestra, impartir también clases de pintura.

Para ver los trabajos de Noelia podemos añadirnos a su cuenta de Instagram Nubeliart
Para hacer encargos estas navidades o cuando os plazca, noeliailustracion@gmail.com

“Todo en esta vida es aprender; si pones empeño, trabajo y esfuerzo lo consigues”.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2018 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting