Las Navas del Marqués a 13 de diciembre de 2018   

28 visitas ahora

 

LA CENSURA DE CHAPERO Y LAS AMENAZAS A DAVID GONZÁLEZ Y QUIM JIMENEZ.
  Juanjo  | 28 de noviembre de 2018

El pasado 16 de noviembre se proyectaba en los cines Girona de Barcelona CHAPERO, lo último del cineasta y escritor David González, autor de siete novelas y más de veinte cortometrajes.
Si bien la polémica vino servida desde el mismo estreno y presentación del tráiler, el público se dividió en dos bandos: los que aplaudían la iniciativa del proyecto y su realismo, y los que lo acusaban de pornografía y apología a la violencia.
Tanto que las redes se deshicieron en críticas contra el proyecto y a sus dos inmediatos responsables; el guionista y director David González y el actor protagonista (un debutante Quim Jiménez, quien por cierto realiza una muy atrevida y acertada interpretación de Ismael) quienes recibieron insultos y amenazas. A pesar de ser un cortometraje de denuncia social donde se habla de la etnia gitana, de la prostitución masculina juvenil, y de ciertos aspectos de la sociedad que aún en pleno siglo XXi siguen siendo temas tabúes, el proyecto ha sido recibido como una ofensa.
Si bien el metraje pasa muy rápido y su desenlace deja frío, sus escenas no pasan inadvertidas: planos casi explícitos de sexo homosexual, tríos, varios desnudos masculinos, largas escenas sexuales y momentos tensos que llegan realmente a incomodar al espectador, sin saber exactamente si es eso lo que buscaba el director.

Mientras se nos presenta un elenco muy acertado y con personalidad propia pero poco desarrollado (queremos pensar que se debe a la escasa duración de la cinta y no al guión, pues la presentación y base es muy buena) la trama gira tan veloz que apenas se puede saborear, dando paso a una sucesión de imágenes inconclusas dentro de la misma trama que desemboca en un final precipitado pero extremadamente impactante y realista, como las escenas de sexo, que prácticamente rozan el porno.

A pesar de ser una historia que promete mucho y daría perfectamente para un largometraje, no queda claro el motivo real de la misma, el mensaje que pretende denunciar. ``Queríamos explicar bien la historia de Ismael, pero los festivales no aceptan más de veinticinco minutos, así que tuvimos que cortar mucha trama e ir muy al grano´´, argumenta el director, quien asegura que quedó bastante por explicar fuera del metraje.

Hay doble sorpresa en CHAPERO.
Quim Jiménez, el joven protagonista, se atreve con un personaje complicado y poco exprimido en sus momentos dramáticos, que sin embargo lo da todo en las escenas subidas de tono y se desnuda sin pudor, logrando una actuación verosímil pero sin llegar a profundizar en su historia, lo que deja frío al espectador.
La otra novedad es Ximena de Los Santos, que da vida a Nines, una transexual prostituta que entabla una amistad con el menor y le aconseja sobre el mundo de la prostitución.

He aquí un personaje breve pero intenso, que absorbe la trama y reclama protagonismo de forma natural. No solamente es muy convincente en sus cortas escenas sino que daría perfectamente para un spin-of sobre su personaje.
David González recibió diversas nominaciones e incluso ha sido premiado por Mejor Dirección y Mejor Guión en trabajos como La elección es tuya, Jóvenes Inocentes, Boys Club y Chantaje, pero en CHAPERO no se termina de ver claro cuál es el propósito de dicha cinta, si denunciar los dramas de la prostitución juvenil masculina, por el contrario la discriminación en la cultura homosexual gitana o bien la falta de información de la vida callejera en la comunidad lgtb que sufren rechazo.

Dejando a un lado la crítica, director y actor se han visto envueltos en una espiral de críticas, amenazas y censura que no termina de dejar despegar el proyecto. En Youtube alcanzó las 10.000 reproducciones en apenas 12 horas y en Vimeo más de 5.000 en 3 días, pero en ambas plataformas fueron eliminadas por pornografía y apología a la violencia, hecho que ha puesto el grito en el cielo al equipo, especialmente a González, quien ha presentado una denuncia contra ambas plataformas por censura y discriminación.

No contentos con ellos, a pesar de la controversia y las críticas, ambos recibieron insultos y amenazas por las redes llegando incluso a palabras mayores.

El equipo espera que todo este asunto se resuelva pronto y CHAPERO pueda llegar al público, aunque han aceptado la restricción de edad para mayores de 18 años, director y actor han asegurado que todo es ficción y que en ningún momento el sexo ni la violencia es real.

Parece que aún en 2018 sigue habiendo hipocresía y doble moral en nuestra sociedad. https://youtu.be/PbbJPqfqk6s


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2018 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting