Las Navas del Marqués a 19 de septiembre de 2019   

32 visitas ahora

 

¿NOS HACEMOS UN TEST?
  Taller de periodismo  | 17 de marzo de 2019

¿NOS HACEMOS UN TEST?

Es el Test de Rorschach. Solo son manchas simétricas informes, a veces oscuras, a veces con color.
Inicialmente están pensadas para definir psicopatologías graves.

LÁMINA 1

Ella : Para mí es una coraza fallida, los puntos vulnerables ya están a la vista.

Él : Creo que eso te obsesiona, encontrar adónde lastimar es tu fuerza.

LÁMINA 2

Ella : ¿Sería así el carro de Ezequiel, el profeta ? ¿Una nave etérea que cruzara capas de lodo y magma?
Ya quisiera eso para mi espíritu!

El : ¡Ja! Te lo has tomado muy en serio; sólo son dos topos algo manchados de sangre después de
devorar una lagartija.

LÁMINA 3

Ella : Es una cara de mujer en el dentista. Le estiran su labio superior para el tratamiento.
Lleva un barbijo rojo que le tapa la nariz .

El : ¡Dos mujeres negras moliendo mijo! La cooperación y la aceptación son dos pilares que crean
equilibrio. Cada cual en su entorno y en su clima.

LÁMINA 4

Ella : Es un robot transformer pintado por un niño.

El : ¡Imposible, sitúate en ese tiempo! No existían estos juguetes.
Es una calavera de vaca calcinada.
LÁMINA 5

Ella : A primera vista creo que es un sacacorchos espantoso de inspiración batmánica,
ya sé que insisto en traerlo a este tiempo. No va a servir más que un par de veces.

El : Veo un antihéroe con su capa desinflada intentando mantenerse erguido.

LÁMINA 7

Ella : Me identifico con esa figura que me sugiere crecimiento, siento que he escogido el buen
camino.

El : Se trata de alguien pequeño atravesado y rodeado de una luz impiadosa.
¿Te lo cuento? No sé si eres tú o soy yo.

LÁMINA 8

Ella : Parece una embarcación artesanal muy decorada pero frágil. Ahora el agua del estuario
está quieta pero al subir la marea se arriesga al naufragio.

El : Llegar y quemar las naves. ¡Quemarlo todo !

LÁMINA 9

Ella : Es una instantánea bella y terrible de las sedas en baile de Salomé en el palacio de Herodes.
Son envolventes y encierran una cabeza cortada. La sangre se encharca en el suelo .

El : Podría ser el Cáliz de la amargura, lo veo cerca de mí. Yo ya sé lo que es eso, ahora bebe tú.

LÁMINA 10

Ella : Veo un útero fecundado. Podría tratarse de gemelos.

El : ¡Qué chorrada ! ¡Está claro que se trata de un casco de un guerrero birmano !
Tiene a los lados sus penachos de pluma azul y los adornos característicos.

LÁMINA 6

Ella : Esta imagen la he dejado para el final porque me perturba. Tal vez es un talismán de algún brujo.
La perfecta simetría es una ilusión. Intuyo que grandes cambios secretos se han producido
y estoy leyendo la imagen con el corazón agobiado.

El : ¡Ya basta de juegos! He dejado, en algún tiempo, en algún lugar, a los amigos de mi infancia.
Yo era el líder y el capitán, el vencedor y el magnánimo… ¡Qué sabrás tú de juegos !

Salieron de la sala en silencio. En recepción cogieron de la mesa un papel con las indicaciones para obtener el resultado.
Introdujeron en la máquina los folios y pulsaron la opción D.
Esta los engulló con rapidez. Sin mirarse esperaron con aire distraído.
Al cabo de unos minutos y algunos ruidos como de máquina de escribir antigua, la luz verde dejó de parpadear, se apagó y las hojas fueron devueltas.
Él se hizo cargo, ella miraba por encima de su hombro, derramando sobre él su cabellera perfumada.
De inmediato apareció la sicóloga y reclamó con un gesto amable los papeles.
La mujer, vestida con un jersey rosa con un bordillo de corazones, sonriente y con maneras de doctora del amor, los hizo sentar y leyó para sí, un par de veces el informe. Se analizaban estadísticamente las respuestas, con un asombroso 50 y 50 por ciento de los diferentes componentes sensibles. Lo raro era que cada uno se reservaba un tipo particular de emoción.

EN CONCLUSIÓN: de este despropósito de respuestas, se deduce que los componentes de la pareja padecen anomalías cruzadas que los emparentan en grado sumo.
Destacamos que se trata de dos almas nacidas el mismo año, durante el tránsito Plutón, astro trans-saturnal, con Venus, astro terrestre; opuestos en la distancia, siendo el uno la oscuridad y el otro la brillantez, Plutón el poder y Venus el amor.
Es altamente probable que ambos puedan gestionar sus diferencias y que triunfe Cupido”.

Ambos sonrieron y con prisa se levantaron de las sillas. Tenían que festejar que una vez más, el destino los quería unidos.

Ambar


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook






- Artículo realizado por Taller de periodismo
- Publicado el 17 de marzo de 2019

Espacio Publicitario








OTROS ARTÍCULOS DE RELATOS Y POESÍA







© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting