Las Navas del Marqués a 10 de julio de 2020   

23 visitas ahora

 

EL PIN NEANDERTHAL
  Juanjo  | 19 de enero de 2020

Anda revuelto el patio nacional, nunca mejor dicho, con este nuevo invento, nuevo con cara de viejuno, rancio y retrógrado, el pin parental.

La ingeniería de las palabras, doblando y retorciendo las mismas hasta hacerlas casi irreconocibles es un vicio de los populismos, vengan del lado que vengan. Un cerebro alumbra un giro, una frase o un `ingenioso´ latiguillo y allá vamos todos, cual borregos sin pastor, a incluirla en nuestra RAE personal, esa que nos inventamos a conveniencia, aceptamos por camaradería con nuestros iguales y rechazamos u olvidamos en cuanto otra mente inventa otro pasatiempos, otro objetivo y otro entretenimiento. Se nos va el vino en catas.

Y así nos va, no aprendemos. Vivimos la educación desde la trinchera y el sectarismo. “Mis hijos son míos”, “los hijos son del Estado”, “Solo Dios es nuestro dueño”. Esto lo estamos oyendo y ya, como catedráticos responsables de la educación nacional tomamos cartas en el asunto y exigimos que las ascuas se arrimen a nuestra sardina. Ahora resulta que los presupuestos de comunidades autónomas y ayuntamientos van a estar supeditados a cuál nivel de neanderthalismo estemos dispuestos a soportar. El pin neanderthal, bien lo definió Gabriel Rufián estos días. Aunque no es persona con la que comparta en lo más mínimo ideas políticas hay que reconocerle que suele acertar con las definiciones. Las clava.

Anda Vox y el PP, o el PP y Vox, tanto monta, dándose golpes de pecho, estilo gorila, a ver quién entra antes en la caverna. ¿Qué no me gusta esa charla que van a dar en el colegio a los críos? ¡Que no asistan, son míos, yo los educo como quiero! ¿Actividades por la igualdad del diferente, de la mujer? ¡Estos vienen a adoctrinarnos! Hemos pasado de respetar al docente de forma cuasi divina a cuestionar hasta su forma de vestir. Si lleva coleta o pendiente se de por jodido, no sirve para enseñar a mis hijos. A mis hijos les enseño yo, faltaría más, decía el analfabeto del siglo pasado que solo quería a sus retoños para ayudarlo en el campo.Decía el gañán: ¿Estudiar pa qué?,¿para evolucionar? No me interesa. A estos de ahora tampoco les interesa.

No sabemos cuánto durará la palabreja y el vaivén de los que hasta ahora se decían moderados -al menos en apariencia- pero tiene visos de perjudicar seriamente los derechos fundamentales de todos, y sobre todo de los más vulnerables, los pequeños.

¿Cabría en cabeza alguna suprimir por partes los libros de historia a nuestra conveniencia? Esto lo han hecho mucho desde algunas regiones con pretensiones independentistas y lo hemos criticado hasta la saciedad. Ahora la tendencia es inventarse una verdad propia, sacada de una mentira, y a fuerza de repetirla cual karma, convertirla en posverdad. Criticamos el adoctrinamiento catalán hacia sus niños pero negamos que los nuestros tengan la opción de decidir por su cuenta hasta la más mínima de sus dudas. ¿Se aburre el bebé? Dale el móvil, ¡mira, mira, qué listo es buscando por su cuenta en youtube los dibujos animados!¡ Un añito y ya es capaz de hacerlo por sí solo, qué autónomo es, busca la información por su cuenta! ¿Una charla dentro de una asignatura en el colegio sobre igualdad de género, sobre sexualidad, tolerancia hacia el diferente? ¡NO!¿Qué pretendes, progre, adoctrinar a mi hijo? Coge el móvil, hijo, resetea, ponte los dibujos animados, que te entretengan,y a estos señores malos no les escuches. A ver si te van a pegar algo.

A veces me dan envidia esos países que son capaces de hacer planes educativos a 40 años, nunca supeditados a los plazos de las siguientes elecciones, salga quien salga en ellas, del color o tendencia que sean. Planes educativos donde curiosamente intervienen padres de alumnos, alumnos, profesores de escuela o instituto y rectores universitarios pero no políticos. Ni un político mete la mano en las pautas de esos planes educativos, ni se lo permitirían los ciudadanos de esos países. Curiosamente son esos países donde el nivel educativo es ejemplo y envidia del resto de la orbe.


"Todos los padres son custodios de la vida de los hijos, pero no propietarios y deben ayudarlos a crecer, a madurar". Papa Francisco.


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2020 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting