Las Navas del Marqués a 21 de noviembre de 2019   

277 visitas ahora

 

Estos días circula por Internet un supuesto...
  Juanjo  | 19 de septiembre de 2012

Estos días circula por Internet un supuesto artículo de Stephanie Claudia Müller, corresponsal alemana de varios periódicos, que ha sido publicado en los medios alemanes. Es un poco largo, y prefiero poner el enlace que sigue, traducido al castellano.

En este enlace lo firma la periodista junto a Roberto Centeno, doctor en Ciencias Económicas e Ingeniero de Minas, director de ENAGAS, consejero delegado de CAMPSA, periodista en El Mundo, El Confidencial, Expansión y actualmente colaborador en Intereconomía y Cotizalia. ç

En el artículo, muy resumido, nos viene a decir que los españoles de a pie poca o ninguna culpa tenemos de esta crisis que mina a una clase media que va a desaparecer, empujando al límite de la pobreza a varios millones de españoles cuando esto acabe. Si es que acaba, que lo mismo que el anterior gobierno socialista avistaba brotes verdes hace ya dos largos años, algunos ministros de este gobierno también metafóricamente ven "la luz del final del tunel".

Debe de ser su luz, y su túnel, pues como bien explica el señor Centeno "la razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción, impuesto por una oligarquía de partidos en connivencia con las oligarquías financiera y económica, y con el poder judicial y los organismos de control a su servicio. En España no existe separación de poderes, ni independencia del poder judicial, ni los diputados representan a los ciudadanos, solo a los partidos que los ponen en una lista".

Los cacareados recortes son para los ciudadanos. Recortes en Sanidad y Educación. Recortes en la reforma laboral mediante rebajas de derechos sociales ganados a pulso en los últimos treinta años.Recortes en los sueldos de los funcionarios. Recortes en las pensiones alargando los años de cotización necesarios para cobrar el cien por cien. Recortes en transportes, en investigación y desarrollo, en la Ley de Dependencia.......

Pero ni un recorte para la casta política. Para los contratados "a dedo" en ayuntamientos, diputaciones, administración o fundaciones subvencionadas por el gobierno de turno. Un ejemplo sangrante: El presidente de la Diputación de Ávila cuenta para su disfrute de CUATRO coches oficiales, con sus cuatro chóferes. Pues bien, uno de ellos ha de ser dado de baja. Este lunes, 17 de septiembre, en La Comisión Informativa de Hacienda y Especial de Cuentas de la Excma. Diputación Provincial en sesión celebrada ayer, dictaminó favorablemente, con el único voto en contra de UPyD, la adquisición de un nuevo vehículo oficial con una inversión prevista de 21.000€.
¿Dónde están los recortes en la clase política? ¿Qué "sacrificio" piensan que tenemos que hacer los ciudadanos para compensar todos sus excesos? ¿Qué alcalde se ha bajado el sueldo un 20 por ciento por la crisis? ¿Cuál de ellos cobra 1000 euros o menos ? ¿Quién renuncia a los gastos de representación, a las comilonas, a los regalos?

Pasó el tiempo de las megalomanías: El aeropuerto de Castellón o Ciudad Real, La Ciudad de las Artes, la Fórmula I de Valencia, nuestro inservible Lienzo Norte abulense, los parques temáticos como Terra Mítica que costó 377 millones de euros a la Generalitat y se vende por 65 millones. Los Palma Arena y cientos de casos más, algunos cercanos.

Pero nuestros representantes políticos no se quieren bajar de la burra. Y así no llegamos a ningún sitio. Cuando en la anterior legislatura hablabas de crisis eras ANTIPATRIOTA.(Entonces lo era el PP. Ahora eres partidista.y ANTIPATRIOTA (Ahora lo es el PSOE). Pero sus privilegios siguen siendo los mismos y así no nos libra un rescate sino una EXPROPIACIÓN CIUDADANA, que es lo que se está aplicando con las subidas de iva y bajada de sueldos. Todos hablan de las reformas que Europa exije para reducir el deficit. Pero no explican que adelgazar las administraciones y las dobles o triples competencias también son parte de esas exigencias de Bruselas. El problema es recolocar en los partidos tanto designado a dedo, tanto puesto de "confianza",

El enlace:
http://www.cotizalia.com/opinion/disparate-economico/2012/09/06/alemania-debe-condicionar-la-ayuda-europea-a-espana-7390/


COMENTAR

 1 comentario
  •  Estos días circula por Internet un supuesto...  21 de septiembre de 2012 09:43, por Ismael Sastre

    Me ha recordado a este escrito que tambien circula por internet, del cual estoy en parte de acuerdo:
    El triunfo de los mediocres
    Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.
    Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.
    Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
    Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.
    Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
    Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
    Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.
    - Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente
    basura.
    - Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
    - Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
    - Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
    - Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150
    mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
    - Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
    - Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.
    - Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
    - Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
    - Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
    - Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2019 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting