Las Navas del Marqués a 10 de abril de 2021   

22 visitas ahora

 

RESCATEN AL QUE PASA HAMBRE....
  Juanjo  | 14 de octubre de 2012

Otra crisis callada asola el mundo. No le interesa al Fondo Monetario, ni a Bruselas, ni siquiera a la Comisión Europea. Según el informe presentado esta semana por la ONU, más de ochocientos millones de personas pasan HAMBRE.
Un hambre que creemos muy lejos de nuestras fronteras pero que realmente está más cerca de lo que nos gustaría. En el PRIMER MUNDO también se pasa necesidad. Nada que ver con algunos países africanos, pero va tomando forma de gran bola de nieve y a cada momento crece.

Hungry By The Numbers‘, trabajo del escritor y fotógrafo David Bacon pone cara al hambre en Estados Unidos. 49 millones de personas según el departamento de Agricultura de la todopoderosa y rica EEUU.

En España el hambre también sale a las portadas de los periódicos y telediarios. Sin trabajo, con la prestación de paro o ayuda agotada y sin ahorros. Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2009, más de un millón de personas tenían problemas para consumir el mínimo necesario. Tres años después las cifras son mucho peores. Las ONG´s están desbordadas. Se duplica la petición de ayuda para alimentos o medicinas. Cada vez más niños y niñas solamente comen a mediodía en los comedores escolares y gracias a las becas. Un millón atiende Cáritas en 2011. Cruz Roja dos millones de personas.

JPEG - 11.4 KB

Las tasas de pobreza de España se disparan. En Europa ya sólo tenemos por delante a Rumanía y Letonia – informe de la Fundación Foessa-. Por mucho que se quiera silenciar.

La crisis económica además está unida a la crisis alimentaria. Aquellos que dejaron de especular con las hipotecas basura al principio de la crisis cuando agotaron la fuente de ingresos, hoy están especulando con las materias primas alimentarias. Los nuevos fondos de inversión se llaman arroz, maíz, trigo o soja. La “mala costumbre” de comer todos los días llama la atención a estos tiburones con tal de seguir en el negocio de la especulación. El hambre, a pesar de lo que nos cuentan, tiene poco que ver con sequías o guerras, sino con quienes controlan las políticas agrícolas y alimentarias. El monopolio por parte de las multinacionales, apoyados por gobiernos e instituciones internacionales impone un modelo productivo y distributivo al servicio de los mercados y en detrimento de los agricultores y los consumidores finales.

JPEG - 8.5 KB

En Alemania, el Deutsche Bank anunciaba ganancias fáciles si se invertía en productos agrícolas en auge. Negocios similares proponía otro de los principales bancos europeos, el BNP Paribas. El Barclays Bank ingresaba, en 2010 y 2011, casi 900 millones de dólares a costa de especular con la comida, según datos del World Development Movement. Y no tenemos porque ir tan lejos. Catalunya Caixa ofrecía a sus clientes jugosos beneficios económicos a costa de invertir en materias primas bajo el eslogan: “depósito 100% natural”. Y el Banco Sabadell contaba con un fondo especulativo que operaba con alimentos.

Tenemos un claro ejemplo con la producción de leche en nuestra comunidad. Las centrales lecheras compran a los ganaderos por debajo de los precios de coste de producción. Mientras el agricultor sufre la misma suerte con el cereal, la harina encarecida por las distribuidoras eleva el precio del alimento más básico, el pan. Una cuerda tensa que está ahogando a los productores enriqueciendo cada vez más a las grandes distribuidoras. La solución es difícil pero más cuando la “preocupación” parece ser la independencia o no de Cataluña, la caída libre de Felix Baumgartner o quién recogerá el Premio Nobel a favor de la UE. Y lo que realmente preocupa es la lista del mes de septiembre del Paro en Las Navas

.

JPEG - 5.7 MB

COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting