Las Navas del Marqués a 10 de abril de 2021   

22 visitas ahora

 

ODISEA EN LAS NAVAS
  Juanjo  | 13 de noviembre de 2012

Circular por Las Navas en un fin de semana como el pasado es lo más parecido a la época veraniega. Al coincidir el día de La Almudena en viernes con las recientes lluvias y las esperanzas de encontrar los codiciados y escurridizos níscalos, la afluencia madrileña por nuestras calles provocó un overbooking en tiendas, bares, calles y pinares.

Sumadas estas circunstancias a la inepta planificación de las obras de adoquinado que se están acometiendo en las calles -que van desde la plaza del Ayuntamiento hasta la Iglesia de San Juan Bautista-, el cóctel puede ser estresante cuando queramos desplazarnos por la zona baja del pueblo.

JPEG - 154.7 KB

Foto 1. Valla de obra sin señalización alternativa.

Por un lado nos encontramos con el levantado de tres calles diferentes, por supuesto prohibidas al tráfico por el trabajo de adoquinado de la calle Antonio Peña Segovia, la Travesía de la Iglesia y Juan Fernandez Yagüe desde la antigua Plaza de Toros hacia la plaza de la Villa.

La forma de acometer la obra es caótica y la falta de planificación habla mal o muy mal de quien la organiza.

Primero. Para eludir las calles cortadas (con vallas sin ninguna señalización de obras ni de itinerario alternativo), es necesario transitar por estrechas calles del barrio del Peñón, sin ley ni orden. Nada indica que podamos encontrarnos en la calle Carmen, Curato o Ángel a vehículos en dirección opuesta a la nuestra que impidan circular en ambos sentidos. Si optamos por atravesar por la calle Castilla y pasar por detrás de la iglesia hacia la piscina climatizada también nos encontramos con una calle de un solo sentido convertido en dos sin aviso de la señal de peligro por circulación provisional en ambas direcciones.

JPEG - 143.1 KB

Foto 2.Estrechamiento en calle de doble dirección con gravilla al fondo"almacenada" sin acotación de obra".

Segundo. Jamás se ha visto comenzar a adoquinar una calle por el centro de la misma. La calle Antonio Peña Segovia (desde el conocido bar Aquí Campano hasta la gestoría) ha inutilizado el acceso a la calle Principal. Pues bien, lo “normal” hubiera sido adoquinar la parte más cercana a la calle Castilla facilitando cuanto antes el acceso a la Travesía de la Iglesia y a Peguerinos. Después de doce días ese tramo sigue cerrado y al paso que llevan los adoquines le falta unas cuantas semanas más. El mismo caso en las otras dos calles afectadas. La bajada natural del Castillo hacia la calle que sube hasta los colegios está terminada a falta de un tramo desde hace otras tres semanas.

JPEG - 150.9 KB

Foto 3.Adoquinado en el centro de una calle cortada.

JPEG - 144.4 KB

Foto 4.Calle "terminada" a falta de último tramo.

Poco tienen a qué parecerse las prisas electoralistas de las últimas elecciones. En aquellas semanas hasta 17 personas trabajaban a toda prisa para acabar las aceras de la Plaza Vieja hasta la Iglesia. Ahora 4 obreros trabajan a ritmo pausado en cada uno de los tajos abiertos.

Tercero. Por si todo esto fuera poco, la calidad de las terminaciones dejan mucho que desear. El hormigón bajo los adoquines lleva mallazo solo en zonas puntuales y donde no debe ponerse, a pie de tierra en vez de en medio del hormigón para su correcto armado. El adoquín se coloca sobre gravilla o arena sin compactar (ni la base ni el adoquín) con máquina vibrante o compactadora. La acometida de teléfono, luz o gas natural no existe – Toda zona nueva debería dar la posibilidad de soterrar los cables de suministro eléctrico o telefónico con arquetas específicas-. Las rejillas de evacuación de agua que siempre estuvieron en estas calles han sido anuladas….. ¿seguimos?

JPEG - 338.4 KB

Foto 5.Mallazo sin continuidad ni unión al hormigón y a ras de suelo.

Sé que puede ser un poco lioso para no entendidos en la materia, por eso las fotos en este caso serán aclaratorias. Lo que no aclara nada son las palabras ex-cátedra del alcalde en el último pleno a la pregunta de si estas calles tenían todas las instalaciones: “ tienen todo lo que tienen que tener”, argumentó, sentenciando de forma dogmática sobre la petición de señalizar el itinerario a los vehículos durante la ejecución de la obra con “EL QUE VA PA PEGUERINOS SABE PA DONDE VA Y LO CONOCE”.
Se fue el Circo, quedó el Kaos


COMENTAR

Comentar con tu usuario de Facebook










© ElNaviero.com 2021 - Realizado con SPIP - Administracion y Redactores - Creditos - RSS RSS - Hosting